slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

Petróleo

 

Es bien conocido el petróleo como recurso natural no renovable, principal fuente energética de las economías occidentales. La actividad petrolera desde el upstream (exploración, producción y transporte) al downstream (refinación, transporte, comercialización y distribución), hasta el consumo final de sus derivados es generadora de importantes impactos sociales, culturales, económicos y medioambientales.

Los pueblos indígenas no son ajenos a dichos impactos. Desde sus comienzos, la actividad petrolera en Colombia ha estado asociada a la violencia, el exterminio, la disgregación social y el despojo territorial de muchos de sus pueblos; tal es el caso de los pueblos Awá, Bari, Inga,  Kofán, Sáliba, Siona, Pijao, Sikuani, U’wa y Yarigues, entre otros.

En el transcurso del último tercio del siglo XX, la actividad petrolera se intensificó, sobre todo en los departamentos  de Arauca,  Casanare,  Cesar, Meta,  Santander, Córdoba,  la  Guajira y Putumayo,  colocando  internacionalmente a Colombia como un moderado país  productor y posicionando las exportaciones del sector petrolero como una de las primeras fuentes de divisas del país. A pesar de ese aumento continuado, durante la década de los 90´s y hasta principios de la primera década del 2000, la producción de petróleo y la exploración de nuevos yacimientos se estabilizó, llegando a  exhibir tendencias a la disminución. Esta coyuntura, junto con la crisis energética global y el consecuente aumento del precio internacional, han incitado al Estado colombiano a desarrollar un gran proyecto extractivo  con una brutal estrategia de neocolonización de las cuencas sedimentarias,  que son susceptibles de ser exploradas y explotadas, muchas de ellas bajo titularidad indígena. Para ello, ha promovido políticas encaminadas a ofrecer estabilidad jurídica y legislativa, a una mejora de la seguridad y a un aumento de la inversión en la prospección, para así generar una oferta atractiva y competitiva al inversor extranjero.  De esta manera, las continuas reformas a la ley  de Regalías han tendido a su flexibilización para favorecer  al inversor en perjuicio del Estado. Actualmente los porcentajes de ingreso por proyecto petrolero (state take)  son los más bajos desde  el año 1974. Un rotundo  retroceso  hacia  los porcentajes  de la  época de las  abusivas y ventajosas concesiones.
 
Dichas  estrategias gubernamentales se traducen en grandes impactos sobre la vida de los pueblos indígenas. La intromisión de la poderosa industria petrolera sobre los ámbitos de decisión política local, regional y nacional corrompen y generan pérdida de autonomía, de poder político y del derecho propio dentro de las comunidades. Los nuevos patrones socioeconomicos impuestos, junto con la llegada masiva de colonos, ponen en marcha procesos de disgregación social, aculturación, pérdida de actividades comunitarias y rituales, así como de los conocimientos ancestrales. El deterioro  de los ecosistemas por talas de árboles, derrames de crudo, piscinas de lodos, explosiones y por otras actividades asociadas a la exploración y la extracción ,reducen la base del sustento de las comunidades, provocando una inseguridad alimentaria agravada por los procesos especulativos y la monetarización vertiginosa que viene con el petróleo, y que provocan altos índices de inflación en los productos alimentarios. Además, la militarización  de los territorios (ejército, paramilitares y guerrillas) para controlar y asegurar  las zonas de extracción y  transporte, coloca a las comunidades indígenas en el centro de  acciones bélicas produciendo desplazamientos forzosos, asesinatos selectivos y  masacres.

Actualmente, existen alrededor de una veintena de empresas multinacionales que operan sobre territorios indígenas generando nuevos impactos y agravando los antiguos. Son algunos los casos de la española Repsol sobre  los pueblos Sikuani y Betoyes, la canadiense Kappa sobre el pueblo Pijao, la francesa Kelt sobre pueblo Sáliva,  la  británica British Petrolem Exploration sobre los U'wa y las estadounidenses Texas Petroleum, Oxy y Shell sobre los pueblos Wayuu, Sikuani, Betoyes, Hitnu, Hitanú y Guahíbos.

Mapa: Territorios Indígenas y "Colombia petrolera". HREV: Geografías de derechos, violaciones y resistencias

Es de urgencia la situación del pueblo Bari, que en el pasado fue objetivo de extermino por parte de las empresas Colpet, South American Gulf Oil Co, Texas Petroleum Company y obil Oilem. En la actualidad, el pueblo Bari se encuentra nuevamente amenazado por un proyecto de la nacional  Ecopetrol. En el Putumayo, son los ingas, los camentsá y otros más los pueblos afectados, y también son numerosas las multinacionales que, a través de sus filiales nacionales, generan conflictos socio-ambientales e incurren en graves violaciones de los derechos humanos.

En síntesis, el proyecto extractivo petrolero en Colombia está ligado a sistemáticas violaciones de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas, reconocidos en la propia legislación colombiana y en instrumentos jurídicos de carácter internacional (Convenio 169 de la OIT, Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas). De forma especial, este tipo de actividades vulneran sus derechos territoriales y el derecho a la consulta previa con las comunidades afectadas, de obligado cumplimiento ante la implementación de cualquier tipo de proyecto en su territorio. 

 

FUENTES

Fontaine, Guillaume: El precio del petróleo. Conflictos socio-ambientales y gobernabilidad en la Región Amazónica. FLACSO, IFEA. Ecuador, 2003.

Houghton, Juan: Estrategia petrolera en los territorios indígenas, en CECOIN: La tierra contra la muerte. Conflictos territoriales de los pueblos indígenas en Colombia, 2008.

Human Rights Everywhere (HREV): Tierra Profanada: Impacto de los megaproyectos en Territorios Indígenas de Colombia. Estudio Hidrocarburos. Colombia, 2008.

Observatorio de la Deuda en la Globalización (ODG): Repsol YPF en Colombia. En la guerra, contra los indígenas y bajo la sombra paramilitar. Estado español, 2006.

 

ENLACES DE INTERÉS

Human Rights Everywhere – HREV

Geografías de Derechos, Violaciones y Resistencias (HREV)

Mapas Hidrocarburos en territorio indígena (HREV)

Observatorio de las Multinacionales en América Latina – OMAL

Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales - OLCA

Oil Watch

Repsol Mata