slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

SOS: Grave situación de violación a los derechos a la vida contra los procesos de Liberación de la Madre Tierra en el Cauca

CRIC, 10 de julio de 2017.- Consejo Regional indígena del Cauca CRIC y el Programa Defensa de la Vida y DDHH,  lanzamos un SOS sobre la situación de violación de los derechos de vida (Derechos Humanos) en los territorios ancestrales del pueblo kokonuko específicamente en el sitio de Aguas Tibias Resguardo Ancestral de Kokonuko, en el territorio ancestral de Cofradía, la situación presentada con militares en el Territorio de la Laguna Siberia, a los Liberadores del Guanabano Corinto en las  fincas Miraflores, Quebrada seca, Garcia Arriba y Garcia Abajo, Vista Hermosas, las pirámides y emperatriz.

180 familias del Pueblo Arhuaco serían desalojadas en Pueblo Bello, Cesar

Contagio Radio, 12 de julio de 2017.- Por lo menos 180 familias del Pueblo Arhuaco que habitan la Sierra Nevada de Santa Marta, enfrentan hoy una amenaza de un tercer desalojo por parte del ESMAD en la plaza central del municipio de Pueblo Bello en el departamento del Cesar. Además de los integrantes del Pueblo Arhuaco otras familias campesinas, en su mayoría desplazados, también serían desalojados.

Sierra Nevada de Santa Marta amenazada por 348 títulos mineros

Contagio Radio, 9 de mayo de 2017.- Hace unos días se alertaba sobre el alto nivel de deshielo de la Sierra Nevada de Santa Marta, sin embargo, este no es el único riesgo para uno de los ecosistemas más importantes de Colombia. Las comunidades indígenas denuncian que existen cerca de 160 minas que estarían afectando 332 fuentes hídricas incluida la Ciénaga Grande de Santa Marta.

Convocatoria: XV Congreso del Consejo Regional Indígena del Cauca -CRIC-

CRIC,2 junio 2017.- La Consejería Mayor del CRIC, CONVOCAMOS a todas las Autoridades Tradicionales, los Pueblos Indígenas (Nasas, Misak, Kokonukos, Yanaconas, Totoroez, Eperaras-Siapiraras, Polindaras, Kisgueños, Ambalo e Ingas), las Asociaciones de Cabildos e  invitamos a los  Consejos Regionales Indígenas del país, Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC, Organizaciones Sociales y Cooperantes amigas del Proceso Político Indígena del Cauca a participar del XV Congreso del Consejo Regional Indígena del Cauca –CRIC-, a realizarse en el Territorio Ancestral Pueblo Yanacona, Rioblanco Sotará, Cauca del 25 al 30 de junio del presente año.

“La Unidad en Defensa del Territorio, la Vida y la Autonomía de los pueblos indígenas”

Coyuntura

Por Edinson Bolaños.- En los últimos quince años han sido asesinados 2.000 nativos de esta etnia. Su propuesta de paz es perdonar a cambio de recorrer las montañas sin miedo a las balas ni a las minas. En cuatro meses tendrán un mandato de paz que presentarán al Gobierno y a las Farc. El silencio de Eduardo Pascal también es para evitar que su lengua nativa, el awapit, se extinga. Está tocando la marimba como si fuera un afrodescendiente del Pacífico colombiano, mientras su esposa y sus dos hijas lo miran con disimulo desde una esquina. Por momentos se esconden detrás de una pared del salón del resguardo Awá Piguambí Palangala del corregimiento de Llorente en Tumaco, Nariño, porque cuando llegan mestizos les da miedo que se burlen o que les griten: “habla bien, indio”. A Pascal le falta una hija, Cristina. Ya no está, porque hace dos meses, mientras él se fue con la guardia indígena y su pareja a trabajar en un restaurante del pueblo, al regresar la encontró al lado de una quebrada, sin signos vitales, y a su lado un tarro vacío del veneno con el que Pascal fumiga la coca.Hace tres años llegaron al corregimiento para que las hijas estudiaran el bachillerato en un colegio de mestizos: la Institución Educativa Llorente. La mayor tenía 16 años y todos los días le decía a su padre: “Papá, casa más bonita. Papá quiero pieza para mí sola”. Pascal construyó un rancho de paja detrás del centro urbano y ahí viven hacinados en un solo salón. Salieron del resguardo Tortugaña Telembí, donde los taitas aún conservan su cultura: caminan descalzos, hablan la lengua propia y sobreviven de lo que producen la selva y las huertas. Caminaron dos días para llegar a Llorente. En ese territorio, fronterizo con Ecuador, el 4 de febrero de 2009, entre Barbacoas y Ricaurte (Nariño), al menos 17 indígenas awás fueron torturados y asesinados con armas blancas por miembros de la columna Mariscal Sucre de las Farc. “Luego de acusarlos de suministrarle información al Ejército, los guerrilleros los asesinaron utilizando cuchillos y machetes. Dos de las víctimas eran mujeres en estado de embarazo”, relató en 2010 la Comisión Colombiana de Juristas.

Por Pilar Chato.- La última gota en colmar el vaso es el incumplimiento de los acuerdos entre este pueblo en riesgo de desaparición y el Gobierno de mayo de 2014, pero la pelea de esta comunidad indígena colombiana por defender sus derechos y su territorio data de la colonia. Sus tierras son demasiado ricas para mirar a otro lado. Es de madrugada. Colombia duerme a la espera de la celebración de los 206 años de su independencia de la colonia. Un grupo de indígenas U’wa ocupa la planta de gas natural de Gibraltar que Ecopetrol tiene al Norte de Santander y cierra la llave del gaseoducto, controlando la entrada y salida de personas. Llevan siete semanas avisando, cincuenta días de protesta en los que pedían al Gobierno que diese respuesta a los problemas de esta comunidad, cincuenta días avisando de la falta de voluntad política para cumplir unos acuerdos de hace dos años, cuando los problemas con esta misma petrolera les llevaron a protestar masivamente. Los U'wa querían que el Gobierno se presentará en el territorio y cumpliera con los acuerdos de mayo y junio de 2014. Pero no lo ha hecho. Sus demandas plantean la recuperación y el control de los territorios donde se encuentra la planta hasta que se cumplan estos acuerdos. Responsabilizan al Gobierno de cualquier acción de represión que se produzca ante su de protesta y hacen un llamado a la Fiscalía y las organizaciones nacionales e internacionales a que hagan un seguimiento de lo que ocurre. “Los pueblos que no luchan y exigen la protección de sus derechos colectivos como pueblos ancestrales y milenarios tienden a desparecer sin dejar huella a futuras generaciones”, reza el comunicado emitido este miércoles por los U’wa que llevan desde la colonia peleando contra quienes quieres explotar la riqueza de sus territorios. Si hace 400 años fue el oro, desde los años 80 del pasado siglo la gran amenaza es el petróleo.