slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

Nasa

 

UBICACIÓN

Los Nasa están localizados en su mayoría en su territorio ancestral, al sur de Colombia, en la zona del norte del Cauca y hacen presencia en los departamentos del Huila, Tolima, Meta, Putumayo, Caquetá y Valle del Cauca.

 

POBLACIÓN

Los nasa son aproximadamente 110.000 en el norte del Cauca y cerca de 250.000 en el conjunto del país. La mayoría habitan en su territorio, en el departamento del Cauca. Otras comunidades nativas se encuentran en los departamentos del Valle del Cauca, Tolima y Huila. Además existen comunidades de migrantes en la Amazonia (Caquetá y Putumayo) y el Meta, como resultado de desplazamientos forzados por la violencia, especialmente entre 1946 y 1958, así como en los últimos treinta años. Su idioma propio es el Nasa Yuwe, que es hablado por un alto porcentaje de la población y que se enseña en las escuelas que trabajan con la Organización. En la actualidad profundiza en la construcción del alfabeto.

 

ORGANIZACIÓN

Su organización principal es  la Asociación de Cabildos del Norte del Cauca (ACIN), que a su vez hace parte del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

“La Asociación de Cabildos Indígenas del norte del Cauca - ACIN CXAB WALA KIWE (Territorio del Gran Pueblo) se creó en 1994. Está ubicada en el municipio de Santander de Quilichao, norte del departamento del Cauca al Sur occidente colombiano. La ACIN agrupa 19 Cabildos y 14 Resguardos Indígenas en 8 municipios: Toribío, Caloto, Miranda, Corinto, Jambaló, Santander de Quilichao Buenos Aires y Suárez.”

“La perspectiva de la ACIN es constituirse como un Territorio Autónomo Indígena, una comunidad político-territorial de indígenas,  que ejercen el derecho de libre determinación. Adicionalmente adelantan un proceso de construcción de  territorios interétnicos como territorios de conivencia con comunidades afrodescendientes con una política de convivencia  y en armonía con la Madre Tierra, a partir de sus  propios  Planes de Vida. La consolidación del Territorio Autónomo Indígena inplica liderar la participación  política, económica y administrativa de los indígenas en la zona, orientar  los Planes de Vida locales y zonal, promover y fortalecer sistemas propios en educación, salud, economía, recursos naturales, aplicación de justicia y legislación, y fortalecer las relaciones interétnicas.” (Fuente: ACIN)

 

COSMOVISIÓN

El pueblo Nasa conocido también como Paéz es el principal grupo indígena del Cauca. Los mitos de origen dicen que el agua (YU’), hija de la tierra (KIWE), y el sol (SEK) se encontró a las estrellas (A’) que habían llegado a la tierra buscando su pareja. Las estrellas se casaron con el agua y crearon una avalancha de la que nació el actual Nasa, YU’ LUC' (hijo del agua y de la estrella). “Hijos de la tierra, somos la tierra misma venimos de la tierra, vivimos en la tierra, descansamos en la tierra".

Desde su origen los Nasa se han venido constituyendo como un pueblo fuerte y unido, viviendo en armonía e integrados a su medio natural y sobrenatural, con un pensamiento propio y un contexto cultural muy distinto al pensamiento y cultura occidental.

Para la cosmología de los nasa, es fundamental la concepción de la casa yet (o yat en el habla de algunas comunidades), como espacio, abrigo y construcción colectiva de vida. Una abuela y un abuelo cumplieron el papel de integradores del conjunto. Los seres eran vientos y espíritus, pero la abuela y el abuelo los llamaron para que tuvieran una casa y así pudieran tener cuerpos. Como chocaban unos con otros y se hacían daño, la abuela y el abuelo les dijeron que no podían seguir divididos sino que tenían que unirse y se unieron y así tuvo cada uno su cuerpo. Así es el universo y de este modelo surgen las casas de cada uno, casas de los animales, casa del sol y desde luego la casa de los nasa, el territorio nasa, la comunidad como casa colectiva, la casa de cada familia y el cuerpo, que es una casa, así como la casa tiene corazón (el fogón), ojos (las ventanas), boca (la puerta), costillas (las paredes) o piernas (las columnas).

Los principales héroes culturales se relacionan con la defensa de la unidad del territorio, de la casa de los nasa. Dxi'pam el rostro del trueno en los relatos más antiguos, enfrentó a los pijaos con la honda i'suth y luego a los españoles. Antes residía en un hoyo bajo la tierra, pero después de luchar se fue a una laguna y por eso las autoridades de las comunidades van a la laguna a hablarle y a enfriar el bastón de mando, para que la casa se conserve y no muera la gente. Dxi’pam es el prototipo de Juan Tama, el hijo del trueno, de quien también se dice que nació en el río con forma de calabaza y fue alimentado por cuatro muchachas, hasta que creció su cuerpo. Dxi'pam se presenta con un compañero de lucha, Juan Chiracol o Sxî'hra'cu'le hijo de un tigre y una indígena. Fue él quien originalmente ordenó que el territorio no podía venderse, orden que repitió Juan Tama.

 

PRINCIPALES RIESGOS

Conflicto armado

El 16 de diciembre de 1991, en la finca El Nilo, ubicada en el Resguardo de Huellas Caloto, fueron masacrados 20 indígenas entre adultos, jóvenes y niños, por parte de narcotraficantes y miembros de la Fuerza Pública. Este caso se presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, instancia en la que el Estado Colombiano tuvo que reconocer su responsabilidad y una reparación de la que no ha cumplido sino el 50%.

En la región del Naya en abril de 2001, los paramilitares asesinaron a más de 100 personas entre indígenas, campesinos y afro descendientes, al tiempo que desplazaron a más de mil pobladores. En en el 2001 en Gualanday, municipio de Corinto, Cauca, se produjo la masacre de 13 personas entre indígenas y campesinos. También se han presentado otras masacres como la de los Uvos.

En los últimos años, en los territorios indígenas de los municipios de Toribío, Jambaló y Caloto  (norte del departamento del Cauca) se ha dado un incremento de la militarización y las acciones armadas entre el Ejército colombiano y las FARC. La ACIN ha denunciado que estos territorios tienen un interés para las industrias transnacionales por sus riquezas hídricas, mineras y de tierras y por su ubicación como paso estratégico entre las riveras de los ríos Cauca y Magdalena y que el gobierno está desarrollando allí un plan de control del territorio, con los pretextos de hacer la guerra al narcotráfico y proteger a la comunidad. “El Estado colombiano en la actualidad mantiene en nuestros territorios dos “Batallones de Alta Montaña”, varias Brigadas Móviles, batallones de “Soldados Campesinos” que involucran a la población indígena en el conflicto en calidad de combatientes, informantes y redes de apoyo.” El 25 de abril de 2011, en la Cumbre de Seguridad realizado en la ciudad de Cali, el Ministro de la Defensa Nacional Rodrigo Rivera, anunció la instalación de otro batallón de alta montaña en una vereda del resguardo indígena de Tacueyó con el fin de apoyar las operaciones conjuntas y coordinadas del Ejército Nacional, de la Infantería de Marina, la Fuerza Aérea, la Policía y el DAS en esta región. Estas actuaciones preparan el terreno para la llegada de los actores económicos.

Durante el primer semestre de 2011 se han presentado fuertes y constantes confrontaciones armadas  adelantadas por la guerrilla de las Farc y el Ejército nacional en los territorios nasa. Las comunidades se han encontrado en el medio de un fuego cruzado. Esto ha derivado en pérdidas de vidas, múltiples desplazamientos, desapariciones, señalamientos, amenazas y el reclutamiento o involucramiento de los civiles en el conflicto armado. Estas acciones bélicas “rompen con la armonía territorial y cultural y atentan contra el proceso político - organizativo de las comunidades indígenas expresadas en sus planes de vida” ha expresado la ACIN (17 de Mayo de 2011). 

Ante esta situación, los Nasa han exigido al gobierno nacional, a los organismos de control y a la guerrilla el cese inmediato de los operativos militares en la región y han planteado: “Reiteramos a los actores armados legales e ilegales su deber de cumplir con el Derecho Internacional Humanitario, rechazamos la ocupación y el tránsito de actores armados en zonas urbanas y rurales. Reclamamos nuestro derecho a la autodeterminación como Pueblos Indígenas y a caminar sin temor de minas antipersonales, munición sin explotar, bombardeos aéreos o enfrentamientos.”

“No solamente sufrimos las consecuencias de la guerra, sino que se nos victimiza y además se nos señala y estigmatiza por los gobiernos nacional y departamental, y también, por las cúpulas y altos mandos militares. Esta situación nos coloca en alto riesgo y cuando se da una confrontación armada entre los actores del conflicto, nos vemos obligados a abandonar nuestras parcelas y cultivos y a pasar largos períodos sin alimentos.”

En cuanto al desplazamiento forzado, es el pueblo indígena con el mayor número de casos registrados, el 23,9% del total.

 

Narcotráfico

En territorios Nasa, o adyacentes a ellos, los traficantes de drogas han establecido cultivos de coca, así como laboratorios y rutas para la cocaína. Estos se encuentran protegidos por narcos y paramilitares con la complicidad de las fuerzas oficiales. Las pugnas por su control aumentan la conflictividad social y militar en la región y son un pretexto para su militarización. A su vez, el desarrollo de la economía de las drogas ilícitas  produce un impacto negativo en las costumbres y la mentes de los jóvenes.  

 

Minería

Los territorios nasa son ricos en oro y una buena parte de ellos han sido entregados en concesiones a empresas transnacionales, en especial la Anglo Gold Ashanti Mines – Kedahda S. A. Además de los otros desastres ambientales que produce la minería, ella puede acabar con las abundantes fuentes hídricas que alberga el territorio de los Nasa, debido a su explotación a gran escala.

 

Agrocombustibles

Las extensiones de caña de azúcar para la elaboración de agrocombustibles cultivada en territorio nasa han arrasado con la diversidad de cultivos que se plantaban para el consumo humano, tales como el arroz, el frijol, la arveja y el maíz, entre otros. La excusa  para incrementar este producto en Colombia fue la producción de etanol o alcohol carburante para sustituir una parte del consumo de gasolina.

Los monocultivos de caña arrinconan cada vez más a las poblaciones indígenas. Además, los ingenios azucareros y las extensiones sembradas de caña absorben una gran parte de la riqueza hídrica que desciende de los territorios montañeses, propiedad de los indígenas. “Nuestro territorio es una inmensa fuente de agua, pues hemos identificado 26.200 nacimientos provenientes de 123 lagunas naturales, las que siempre hemos cuidado y preservado”.

 

LUCHAS Y RESISTENCIAS

“La ACIN ha sido protagonista de hechos relevantes de la política nacional y regional. En 2001 lideró la Marcha por la vida de 30 mil indígenas desde Santander de Quilichao hasta Cali, por la profundización del proceso de paz; en 2004 el Mandato Indígena y Popular y la Minga por la Vida, la Justicia, la Alegría, la Libertad y la Autonomía, que llevó 70.000 indígenas hasta Cali por una plataforma de reivindicaciones sociales y la reapertura de escenarios de paz; en 2005, la Consulta Popular Indígena “Sí a la vida, No al TLC”, en la cual intervinieron todos los municipios indígenas del Cauca con una participación del 96% de los habitantes; en 2005, la Liberación para la Madre Tierra, para la recuperación de territorios indígenas usurpados; en 2006, la Cumbre itinerante de sectores sociales contra normas regresivas de los derechos humanos; estas acciones confluyeron en 2008 en la Minga Indígena Popular y Comunitaria cuando 40.000 indígenas se movilizaron y articularon otras acciones políticas populares contra la política de guerra existente, y se convirtió en la forma de acción política pacífica más importante en el país. Estas acciones han tenido un alto impacto en la sociedad civil colombiana, especialmente para relanzar su participación y su capacidad de promover agendas alternativas e influir en políticas públicas.”

“La ACIN ha ejecutado diversos acciones relacionadas con la paz y la respuesta al conflicto, para la protección de la niñez y juventud en contexto de conflicto armado, para el fortalecimiento de la Guardia Indígena, el regreso a casa de indígenas excombatientes, estrategias participación de la mujer en iniciativas de paz.”

“La ACIN ha sido merecedora del Reconocimiento como Maestros en sabiduría a varios líderes indígenas por parte de la UNESCO; Premio Nacional al mejor Plan de Desarrollo a Toribío entre los municipios menores de 100 mil habitantes, organizado por DNP y  FONADE; Premio Nacional de Paz otorgado al Proyecto Nasa en 2000, otorgado por el Canal Caracol, la revista Semana, periódico El Tiempo y Fescol; Premio Nacional de Paz a la Guardia Indígena en 2004. Recientemente fue premiada con el Premio Bartolomé de las Casas 2009.  que concede la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España y la Casa de América.”

 

FUENTES CONSULTADAS

ACIN: documentación de la organización

CECOIN (J. Ubeimar, N. Yagarí, A. Arboleda): La tierra contra la muerte. Conflictos territoriales de los pueblos indígenas en Colombia. Ediciones Antropos. Colombia, 2008

Páginas web

Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca – ACIN

Consejo Regional Indígena del Cauca – CRIC