slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

Un Avance Importante Hacia la Paz de Colombia

CRIC, 23 de junio de 2016.- El Consejo Regional Indígena del Cauca –CRIC- saluda el logro del acuerdo sobre el punto tercero de la agenda de la Habana llamado “Fin del conflicto”; ello indica claramente al país que nos encontramos cerca de la firma final, en la ruta de dejar atrás más de seis décadas de dolor causada por un conflicto que tiene causas políticas, económicas, sociales y culturales; pensamos que debe ser compromiso de todos los colombianos y colombianas en avanzar en la solución de las mismas.

En las últimas seis décadas los territorios indígenas del Cauca y el país han sido escenario de la más cruel lucha fratricida en la que han caído no solo actores armados del Estado y la guerrilla,  sino en su gran mayoría personas de organizaciones sociales y comunidades que fueron colocados en la mira de los fusiles de uno y otro bando.

De manera digna y con tristeza recordamos desde el CRIC a dirigentes como Benjamín Dindicue, Cristóbal Secue, Rosa Elena Toconas, Marden Betancurt, Álvaro Ulcue, así como masacres contra nuestros pueblos como las del Nilo y las del Naya, además de cientos de compañeros y compañeras que fueron colocados como carne de cañón por los diferentes actores del conflicto, y a los millones de víctimas de la guerra en nuestro país.

Hoy cuando se conoce que el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Farc, han llegado al acuerdo sobre el punto del fin al conflicto armado, desde la Consejería Mayor del CRIC, sus autoridades tradicionales y asociaciones zonales celebramos este significativo avance que nos coloca en la ruta cierta de la paz para Colombia.

Como indígenas, hemos planteado públicamente a la mesa de la Habana qué para una adecuada implementación de los acuerdos en los territorios étnicos, se haga un ejercicio de consulta previa, en el marco de nuestros derechos constitucionales, como garantía hacia una construcción de paz con justicia social, participación y reconocimiento de la diversidad.

Ante las tareas inmediatas de fin del conflicto hemos invitado a la mesa de la Habana a una sesión, en el marco de la pedagogía de la paz y del respeto a los derechos colectivos de los pueblos, a hacer presencia con sus delegados a un encuentro con las comunidades indígenas en el territorio de convivencia, diálogo y negociación de la María, Piendamó, para tratar cuestiones como:

– Minas antipersonales y desminado humanitario

– vuelta a casa de niños y niñas

– reincorporación de excombatientes indígenas

– jurisdicción especial de paz y jurisdicción especial indígena

– desarrollo alternativo y solución al problema del narcotráfico

Hoy esperamos que el anhelo de todos los colombianos se haga realidad y desde nuestros espacios estaremos prestos al aporte de nuestro grano de arena para que se firme el acuerdo final con este grupo armado, se cumpla con lo pactado, se abran los caminos de entendimiento con los restantes grupos guerrilleros, se termine con los grupos paramilitares y con la violencia en el ejercicio de la política y en el tratamiento a la conflictividad social.

La terminación del conflicto armado no constituye por sí mismo la paz integral pero es un paso importante para que podamos construirla luchando por nuestros derechos colectivos, sin ser asesinados, amenazados o señalados como enemigos del Estado.

“Cuenten con nosotros para la paz, nunca para la guerra”

CONSEJERIA MAYOR

CONSEJO REGIONAL INDÍGENA DEL CAUCA –CRIC-