slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

ORIVAC denuncia y rechaza rotundamente amenazas a líderes indígenas por parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia

ORIVAC, 13 de mayo de 2016.- Las Autoridades Mayores de la Consejería de Gobierno Propio de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca – ORIVAC, manifiestan nuevamente su profundo rechazo y a la vez denuncian, ante la Fiscalía General de la Nación, la Defensoría del Pueblo, Procuraduría General de la Nación, Alta Consejería de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Naciones Unidas, comunidad nacional e internacional.

Sobre la reciente amenaza a líderes indígenas mediante panfleto que llega a la sede de la Organización Regional Indígena – ORIVAC, por las AUTODEFENSAS GAITANISTAS DE COLOMBIA, el día 10 de mayo de 2016, grupos delincuenciales que vienen haciendo daño a la población civil e intimidaciones de manera permanente en contra de la vida de nuestros dirigentes indígenas, que de manera determinante obligan a salir o abandonar sus comunidades, el pueblo y el departamento, razones por la cual manifiestan en contra de las labores que a diario realizan nuestros líderes, en la defensa del territorio, el ejercicio de la Autonomía y Gobernabilidad, proyectos que reivindican la labor social, comunitaria y cultural para la pervivencia como Pueblos Originarios, y que de esta manera han querido callar y desestabilizar procesos de luchas milenarias en la defensa de los derechos de los Pueblos Indígenas.

Ante este hecho hacemos un llamado de atención urgente y especial a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Defensora del Pueblo, la Fiscalía General de la Nación, Unidad Nacional de Protección, Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, para que de inmediato realice seguimiento, acompañamiento especial o una misión urgente de verificación ante esta situación de extrema gravedad, que a diario está pasando el riesgo de la vida y la integridad física, moral, psicológica y familiar de los dirigentes indígenas del Valle del Cauca.

Es importante aclarar toda vez que las comunidades, organizaciones indígenas como la ORIVAC, son las encargadas de trabajar por la unidad, el territorio, la cultura y la autonomía de sus pueblos, pueblos que han sido considerados de especial protección, debido a que fueron señalados como pueblos en peligro de extinción y de desaparición forzada por las constantes violaciones a los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario, por el conflicto armado que a diario pasan en los territorios indígenas.

Este tipo de intimidaciones, la criminalización, señalamiento, estigmatización, el racismo y persecución a nuestros grandes dirigentes importantes para la nación Embera, la Organización Indígena Regional ORIVAC y demás comunidades ponen en peligro la cultura, la autonomía, la unidad y en general la sobrevivencia misma de nuestro pueblo ancestral y milenario. Por consiguiente alertamos a las diferentes instituciones que tienen competencia en la materia con el fin de que monitoreen la situación, proteger y prevenir pérdida de vidas de nuestros dirigentes, además de solicitar las medidas de protección inmediata con enfoque diferencial y de prioridad, y las garantías necesarias para el goce efectivo de derecho en el marco de la Ley 4633 de noviembre de 2011, que es de obligatorio cumplimiento.

Situaciones como esta, no tienen cabida en el ejercicio legítimo del derecho a imaginar y a soñar una sociedad más incluyente y democrática con los Pueblos Indígenas.

CONSEJERÍA DE GOBIERNO PROPIO DE LA ORGANIZACIÓN REGIONAL INDÍGENA DEL VALLE DEL CAUCA – ORIVAC