slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

No entendemos de cual paz se habla en Cuba, porque los grupos armados siguen bombardeando y militarizando los territorios

CRIC, 1 de abril de 2014.- Nuevamente durante el mes de marzo, las comunidades del municipio de Toribio Cauca han sido objeto de ataques y hostigamientos realizados por parte de  las FARC al ejército y la policía ubicados en Toribio y sus alrededores,  el pasado 22 de marzo  las comunidades de La Bodega y La Mina  por la intensidad de los hostigamientos se vieron obligadas a salir de sus viviendas y reunirse en el sitio de asamblea permanente de la vereda La Mina en Toribio.

Aunque los armados hablen de paz, la guerra en los territorios indígenas no ha parado. Todos los días, se escuchan disparos, ráfagas, explosiones, bombardeos, los artefactos explosivos caen cerca de las viviendas ocasionando daños en las mismas y afectaciones graves en la salud de quienes allí permanecen, las minas y explosivos ubicados cerca a los caminos y las parcelas ponen en alto riesgo a comuneros y comuneras del territorio que por ahí transitan. Los niños y niñas del casco urbano de Toribio y las instituciones educativas cercanas, no han podido asistir a clases hace ya dos semanas por el alto riesgo que representa salir de sus viviendas en medio de los disparos y bombardeos.

En el sitio de asamblea permanente de la vereda La Mina, se encuentran 112 personas, entre ellas 48 menores de edad.  Es una situación desesperante y aunque tenemos acompañamiento permanente de las autoridades tradicionales y de los programas de la alcaldía municipal, no queremos seguir aquí, queremos regresar a nuestras casas a trabajar las parcelas y que los niños puedan ir a la escuela, pero los hostigamientos no paran y así no podemos regresar. Esto parece no tener fin, pues el gobierno y las FARC siguen imponiendo su política de guerra sobre las comunidades, no entendemos de  cual  paz hablan los armados en Cuba, porque aquí siguen bombardeando y militarizando los territorios indígenas. Mencionó una comunera de la vereda La Mina.

Al mismo tiempo las autoridades indígenas de la asociación de cabildos Nasa cxhacxha de Tierra dentro, denuncian graves hechos violatorios a la vida e integridad de adultos, niños y niñas,  ocurrido el pasado  26 de marzo del presente año en el polideportivo avenida Santander de Belalcázar Páez Cauca, donde se realizaba el segundo encuentro de cabildos estudiantiles. En este evento participaban estudiantes de los 17 territorios del municipio. La guerrilla de las FARC disparó indiscriminadamente hacia el polideportivo donde se encontraban reunidos los estudiantes, colocando  en grave riesgo la vida de 800 niños y jóvenes de las diferentes instituciones educativas que se encontraban allí reunidos.

Las autoridades indígenas de Nasa cxhacxha, también denuncian  la instalación de artefactos explosivos en los puentes y vías del territorio, los constantes hostigamientos y disparos que han puesto en grave riesgo la vida de comuneros y estudiantes.

También las autoridades tradicionales de Jambalo denunciaron reclutamiento forzoso de menores por parte de las Farc y a los menores que se niegan de pertenecer a sus filas los están declarando objetivo militar, lo mismo está haciendo la fuerza pública, involucrando a los menores en el conflicto armado. Del mismo modo, continúan las amenazas a los líderes y comunidad en general por parte de las águilas negras como fue el panfleto firmado por este grupo armado que circulo la semana pasada amenazando a los cabildos de Totoro y Silvia el cual las comunidades se han declarado en asamblea permanente. Hay un gran desconcierto y preocupación de las acciones ocurridas el 31 de marzo sobre la vía panamericana que conduce de Santander de Quilichao a Popayán, ya que  cada que se anuncia una movilización social, los grupos armados adelantan acciones terroristas  para relacionar a los pueblos con los grupos armados e impedir las justas luchas y exigencias reivindicativas del movimiento indígenas y social, con atentados y afectaciones a la población civil. De igual manera es preocupante que el carro bomba instalado en una de las vías de la Zona de Tierra Dentro aún no ha sido desalojado del sitio aspecto que pone en alto riesgo a las comunidades que a diario transita por el territorio.

Ante  los graves y constantes hechos de guerra que vienen afectando los territorios y comunidades indígenas,  las autoridades tradicionales y el Consejo Regional Indígena del  Cauca – CRIC, hacemos un llamado enfático a los grupos armados  FARC y Ejército nacional  para que cesen de inmediato las acciones de guerra que están afectando la vida y armonía de las comunidades.

Exigimos al gobierno nacional el cumplimiento de las exigencias planteadas en los diferentes espacios donde se ha solicitado dejar por fuera del conflicto a la población civil, respetar los territorios y los procesos organizativos

Frente a la falta de verdadera voluntad de paz de los actores en conflicto, como Consejo Regional indígena del Cauca – CRIC, llamamos a las autoridades indígenas a realizar acciones de manera conjunta frente a los hechos de guerra que están desarmonizando la comunidad y a acompañar de manera permanente las iniciativas de protección y defensa territorial que vienen caminando de manera autónoma las comunidades en los diferentes territorios.

CONSEJERIA MAYOR

CONSEJO REGIONAL INDIGENA DEL CAUCA – CRIC