slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

Cortaran nuestras hojas, cortaran nuestras ramas, pero nunca cortaran nuestras raíces

CRIC, 4 de junio de 2016.- Mientras el gobierno de Juan Manuel Santos, habla de manera entusiasta a todo el país de la los diálogos  de paz que adelanta en la Habana con las FARC, los acercamientos con el ELN y vende al mundo un discurso positivista para garantizar la implementación de megaproyectos en los territorios; en los seis días  transcurrido de la Minga de resistencia por la vida y el territorio, ha arremetido brutalmente a las comunidades movilizadas a través de la fuerza pública y ha asesinado  a tres compañeros indígenas que exigen de manera legítima sus derechos.

Nos duele como pueblos, la partida de este espacio físico del compañero WELLINGTON QUIBARECAMA NEQUIRUCAMA del pueblo Embera, de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca ORIVAC, los compañeros del pueblo Nasa GERSAIN CERON del Resguardo ancestral de las Mercedes Caldono y MARCOS AURELIO DIAZ del Resguardo la Aguada territorio de Sath Tama Kiwe de Caldono  y los más de 142 heridos y dos judicializados hasta la fecha, en el marco de minga de resistencia por la vida, el territorio, la dignidad, la paz y cumplimiento de acuerdos. Su lucha es la fuerza que nos anima a seguir caminando, en resistencia y permanecer incansable en lucha.

En la noche del tres de junio, en el sitio el Pital de la vía panamericana, las comunidades del CRIC que se encuentran movilizadas en el marco de la Minga de Resistencia, rindieron un sentido homenaje a los compañeros GERSAIN CERON del Resguardo ancestral de las Mercedes Caldono y MARCOS AURELIO DIAZ del Resguardo la Aguada territorio de Sath Tama Kiwe de Caldono, asesinados por el SMAD. Alli las comunidades movilizadas desde el 30 de mayo, convocaron a las demás  comunidades a seguir fortaleciendo la resistencia y reafirmar de manera incansable la lucha, frente a la exigencia legitima de los derechos como pueblos, hasta ahora desconocidos y negados por el gobierno nacional.

Quienes se adelantan al espacio espiritual, nos indican el camino de lucha y siguen fortaleciendo nuestras causas con su fuerza espiritual; nos corresponde a quienes continuamos en el territorio, garantizar la continuidad de la vida en todas sus manifestaciones y de las futuras generaciones de los pueblos. Animamos la digna resistencia de los pueblos, los sectores sociales, afros y campesinos en la exigencia de nuestros legítimos derechos.

“Nos enterraron para aniquilarnos, sin saber que éramos semilla y germinamos…”