slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

Ante el asesinato de JOAQUIN GOMEZ MUÑOZ, Docente de Caloto

CRIC, 5 de septiembre de 2014.- El Consejo Regional Indígena del Cauca CRIC lamenta y rechaza el asesinato de  José Joaquín Gómez Muñoz, docente del resguardo de Huellas, municipio de  Caloto, institución educativa El Credo, el pasado martes 3 de septiembre.

Nuestra solidaridad fraterna y popular con su familia, la comunidad educativa del Credo, el cabildo indígena de Huellas, la ACIN, las comunidades del Sur del Cauca, de donde era oriundo, al gremio de profesores y en general a hombres y mujeres que sufrimos el conflicto armado y la situación de desprecio por la vida y la dignidad  por parte de actores externos a nuestros territorios.

Hacemos el llamado y exigimos a los gobiernos de nivel municipal, departamental y nacional para que actúen en la transformación de esta situación que ya se volvió crónica en nuestra región. Es fin del  Estado proteger y garantizar el derecho fundamental a la vida. No podemos acostumbramos a la muerte como algo cotidiano  y a la impunidad como norma para conservar la tranquilidad de quienes tienen la obligación de actuar contra ella.

Desde las comunidades indígenas del Cauca venimos trabajando por que la educación deje ese papel estructural de acabar con la cultura y de imponer un modelo que desconoce a las comunidades locales y el conocimiento propio; que ha contribuido a la migración, a la pérdida del idioma propia y de nuestras semillas, cultivos y consumos, dejando las puertas abiertas a las multinacionales y al saqueo. Por eso hemos planteado y estamos desarrollando el Sistema Indígena Propio SEIP, el cual precisa de maestros integrados a la comunidad educativa y al proceso indígena de resistencia cultural y por un país respetuoso de la diversidad.

El asesinato de José Joaquín Gómez Muñoz es un crimen más contra nuestros procesos y se suma a la larga noche de ignominia que el modelo dominante ha impuesto para acabar definitivamente con nuestros procesos. Hay otros docentes amenazados; ante ello planteamos que la principal garantía de no repetición es que hechos como este no queden impunes.

Llamamos a nuestras comunidades a no desfallecer en nuestra lucha y a exigir y lograr que esta muerte no quede en la impunidad.

Por la defensa del SEIP y de nuestros demás sistemas propios, de la vida y la integridad de las personas y del territorio, digamos un no a la impunidad y un sí a la verdad y a la justicia;  no sigamos permitiendo que el Estado haga caso omiso ante estos crímenes.

CONSEJERIA MAYOR

CONSEJO REGIONAL INDIGENA DEL CAUCA