slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3 slideshow 3

Carta de 51 ONG Colombianas e Internacionales en Solidaridad con la Nación U’wa

Observatorio ADPI, 20 de julio de 2016.- Un grupo de organizaciones de la sociedad civil nacionales e internacionales ha dirigido una carta al Presidente de la República de Colombia expresando su respaldo y solidaridad con la Nación U'wa y con el proceso de reivindicación de sus derechos. El texto completo de la misiva es el siguiente: 

El pueblo U'wa se moviliza pacíficamente frente al incumplimiento del Estado colombiano

ASOUWA, 20 de julio de 2016.- En el marco del proceso de resistencia y para la pervivencia de la humanidad, la Nación U'wa exige respeto y protección a la madre tierra, teniendo en cuenta nuestra cosmovisión, usos y costumbres milenarios, cumpliendo la misión que sira nos encomendó de proteger y cuidar nuestro territorio ancestral y sagrado KERA-SHIKARA a través de la historia y de nuestros Werjayas - Autoridades Tradicionales, donde día a día nos vemos con preocupación la destrucción de nuestros santuarios y sitios sagrados rompiendo el equilibrio natural y espiritual a raíz de la extracción de los recursos naturales, que dan la pervivencia de todo a la vida existente.

Comunidades del norte del Cauca, continúan caminando hacia la libertad de madre tierra.

CRIC, 18 de julio de 2016.- La comunidad de huellas Calato continua haciendo el trabajo de corte de caña, un trabajo que reanudo desde el 5 de marzo del 2015, teniendo en cuenta que es un mandato que está dentro de la plataforma de lucha del movimiento indígena. Escuchemos las ´palabras de un liberador de la madre tierra. Este mismo trabajo se viene realizando en la comunidad de Corinto, que desde noviembre del año  2014, tomaron la iniciativa de hacer le proceso de liberación de la madre tierra, para dar cumplir a los mandatos de los mayores.

El desabastecimiento de nuestras comunidades es cada día mayor, exigimos al Gobierno Nacional una pronta solución a este paro

UNIPA, 15 de julio de 2016.- La Unidad Indígena del pueblo Awá – UNIPA, después de hacer un análisis de la actual situación del país y en lo que a nosotros nos corresponde como pueblo afectado por el paro camionero; informamos a la opinión pública internacional y nacional que nuestras comunidades afrontan desabastecimiento alimentario y hospitalario, ha sido complicada la libre movilidad de quienes tienen que salir a la carretera por cuestiones médicas y laborales, el buen desarrollo de la parte educativa de nuestros estudiantes Awá ha sido precario debido a la falta de alimentos de los restaurantes escolares, entre otros hechos, es por eso que hemos decidido a través de este comunicado apoyar los reclamos que desde hace mas de un mes vienen adelantando el sector de camioneros de Colombia.

Continúa la persecución sistemática y la violación de los derechos fundamentales del Pueblo Wiwa

ONIC, 12 de julio de 2016.- La Organización Wiwa Yugumaiun Bunkuanarrua Tayrona (OWYBT), como representante del Pueblo Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta, denuncia ante la opinión pública, a nivel nacional e internacional, los siguientes hechos:

Consejería Mayor del CRIC, Realiza Balance de los Acuerdos de la Minga por la Vida y el Territorio

CRIC, 8 de julio de 2016.- En el marco del encuentro En Minga de Resistencia por la Vida, el Territorio, la Dignidad, la Paz y Cumplimiento de Acuerdos, que se llevó acabo del 30 de mayo al 13 de junio del 2016 en el marco del decreto 982, el día 06 y 07 de julio se realizó la comisión de Territorio en la Universidad Autónoma Indígena Intercultural UAIIN-CRIC en la Ciudad de Popayán. En esta comisión, se discutió el tema de tierras, vivienda, proyectos productivos y Autoridad territorial económica Ambiental del CRIC.

Coyuntura

Por Pilar Chato.- La última gota en colmar el vaso es el incumplimiento de los acuerdos entre este pueblo en riesgo de desaparición y el Gobierno de mayo de 2014, pero la pelea de esta comunidad indígena colombiana por defender sus derechos y su territorio data de la colonia. Sus tierras son demasiado ricas para mirar a otro lado. Es de madrugada. Colombia duerme a la espera de la celebración de los 206 años de su independencia de la colonia. Un grupo de indígenas U’wa ocupa la planta de gas natural de Gibraltar que Ecopetrol tiene al Norte de Santander y cierra la llave del gaseoducto, controlando la entrada y salida de personas. Llevan siete semanas avisando, cincuenta días de protesta en los que pedían al Gobierno que diese respuesta a los problemas de esta comunidad, cincuenta días avisando de la falta de voluntad política para cumplir unos acuerdos de hace dos años, cuando los problemas con esta misma petrolera les llevaron a protestar masivamente. Los U'wa querían que el Gobierno se presentará en el territorio y cumpliera con los acuerdos de mayo y junio de 2014. Pero no lo ha hecho. Sus demandas plantean la recuperación y el control de los territorios donde se encuentra la planta hasta que se cumplan estos acuerdos. Responsabilizan al Gobierno de cualquier acción de represión que se produzca ante su de protesta y hacen un llamado a la Fiscalía y las organizaciones nacionales e internacionales a que hagan un seguimiento de lo que ocurre. “Los pueblos que no luchan y exigen la protección de sus derechos colectivos como pueblos ancestrales y milenarios tienden a desparecer sin dejar huella a futuras generaciones”, reza el comunicado emitido este miércoles por los U’wa que llevan desde la colonia peleando contra quienes quieres explotar la riqueza de sus territorios. Si hace 400 años fue el oro, desde los años 80 del pasado siglo la gran amenaza es el petróleo.

Por Cumbre Agraria.- En el actual escenario de paz la esperanza de miles de colombianos por vivir tranquilos empieza a cosechar sus frutos, en el marco de la firma final de los acuerdos de Paz en la Habana Cuba; sin embargo, vemos con asombro, preocupación y total rechazo las recientes declaraciones del señor presidente Juan Manuel Santos, cuando afirma: “Y ahora vamos a ver -porque eso es parte natural de este proceso- más movilizaciones y protestas sociales, porque ya no va a ser en las selvas a punta de bala, sino por las vías democráticas como se solucionen las diferencias de nuestra sociedad”  seguido de: “Se requieren personas de temple, personas fuertes, personas con nervios de acero, pero con el corazón ardiente por el amor a su institución y a su Patria para cumplir bien ese indispensable deber de preservar el orden público en todas las zonas y territorios del país. Un trabajo importantísimo, un trabajo muchas veces ingrato”. Dicho pronunciamiento en referencia al ESMAD -Escuadrón Móvil Antidisturbios- obvia los hechos acaecidos desde la creación de esta división de la policía, que la han posicionado como uno de los cuerpos de la fuerza pública con más violaciones a los derechos humanos registradas en los últimos años; es una entidad que funge como aparato estatal que -ahora con licencia para infringir y vulnerar los derechos humanos con la doctrina militar y el nuevo código de policía que- actúa en contravía de los procesos sociales y populares, alejando cada vez más la esperanza de alcanzar un verdadero escenario de armonía, reconciliación y paz para todos los pueblos y comunidades que habitan el territorio nacional, con el agravante que mientras se persigue al movimiento social aumentan y se fortalecen los paramilitares y bandas criminales sin mayor atención por parte del gobierno.